Hoy os venimos a presentar una boda de película digna de la gran pantalla. ¿Su argumento principal? El amor incondicional de Nubia y Marcos.

Nubia y Marcos se conocieron como muchas parejas actualmente, a través de una aplicación y tras mantener largas conversaciones durante un tiempo decidieron quedar y conocerse por fin en persona. La química entre ambos traspasaba la pantalla por lo que en su tercera cita empezaron a salir como pareja oficial, en la que Marcos se lanzó a darle a Nubia un beso de película en plena Gran Vía de Madrid.

Su amor es de película por lo que esta pareja decidió elegir el cine como temática para su boda, el hilo conductor del evento se desarrolló a partir de este tema.

Nubia estaba radiante con su vestido que fue diseñado por Javier Barrio, diseñador gallego y hermano de Marcos. El espectacular ramo fue realizado por Lucía Be. Tanto el maquillaje como el peinado fueron obra de Marta Saiz.

Marcos vestía un chaqué color azul acompañado de chaleco y corbata a conjunto y zapatos negros de Andrea Chenier. Lucía como un auténtico gentleman.

Como detalle para los best men encargaron unos calcetines y gemelos de madera personalizados de superhéroes (cada uno diferente). Para las damas de honor, eligieron unas pulseras de Hip&Love.

Una vez todos estaban listos y en sus posiciones, dio comienzo la ceremonia. Nubia comenzó a caminar hacia al altar junto a su padre, pero este, sin haberse percatado, pisó el vestido de su hija, por lo que toda la falda se desprendió. Por suerte todo pudo solucionarse rápidamente. Gracias a que el propio diseñador del vestido se encontraba entre los invitados, este lo arregló y en unos minutos pudo volver a dar comienzo la ceremonia, esta vez sin imprevistos. Lo que amenazó con ser una tragedia en un primer momento dio lugar a risas y bromas, llegando a ser la boda más divertida, relajada y emocionante que jamás hemos visto.

Como no podía ser de otra forma, su baile de novios también fue de película. Durante más de un año, Nubia y Marcos prepararon la coreografía de la película La La Land y bailaron como auténticos profesionales sorprendiendo a todos sus invitados.

Toda la organización de la boda corrió a cargo de Cecilia de Clouds Events y junto con los responsables del Lagar de Pintos, también diseñaron toda la decoración elegida.

El dúo La Franga interpretó varias canciones de su repertorio durante los aperitivos de modo que todos los asistentes pudieran disfrutar del refrigerio acompañados de buena música y un gran ambiente.

Tanto Nubia como Marcos se declararon unos apasionados de los dulces y chocolates, por lo que decidieron incluir en su boda un Candy Bar espectacular y totalmente de película.

Para rematar la noche por todo lo alto R Música Djs se encargaron de darle ritmo a la fiesta.

El reportaje fotográfico estuvo a cargo de Otto Birseye quien plasmó a la perfección la esencia de esta pareja en un click.

Espero que os haya encantado esta boda.