Esta pareja madrileña decidió organizar su boda en la maravillosa isla de Mallorca.

Se pusieron en contacto con Cecilia para proponerle un reto, ellos querían un espectáculo de boda con dos ceremonias que ninguno de sus invitados pudiese olvidar jamás.

Los novios se vistieron con sus familiares más allegados. Ana estaba espectacular con su vestido escote corazón, corte sirena con una larga cola y cubierto de delicado encaje. Javi por su parte estaba guapísimo con su esmoquin azul marino.

La boda comenzó con una ceremonia religiosa en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen en Puerto Pollença. Prosiguió en el Hotel Formentor Hideaway donde se llevó a cabo la ceremonia civil que ofició Javi. La localización era inmejorable ya que tenía unas increíbles vistas al mar.

Toda la decoración floral corrió a cargo de Floristería Es Brot que hicieron un trabajo espectacular creando un estilo elegante y playero a su vez muy cuidado.

En ambas ceremonias hubo música en directo y la iluminación y sonido corrió a cargo de Lo Music.

En la fiesta no pudo faltar el fotomatón de Risbox y la actuación del DJ madrileño top Hey Mickey que levantó la fiesta con tan solo las primeras notas.


¡Espero que os haya gustado esta maravillosa boda!