Celebrar una boda a distancia suena a el plan perfecto pero siempre que las cosas sucedan a distancia hay que ponerle más mimo y empeño y esto será lo que va a pasar con tu boda si quieres tener la mejor Destination Wedding del mundo. 

Hoy te voy a dar una lista de 10 aspectos que debes tener en cuenta si vas a celebrar tu boda en un lugar distinto a donde vives. ¡Que no se te escape nada!

1. Fecha y lugar de la boda: Lo primerísimo que debes hacer es fijar una fecha de boda en la que te gustaría casarte e inmediatamente después decidir en qué lugar quieres que se lleve a cabo la boda, por lo tanto, hablar con el sitio si es una finca privada por ejemplo, para ver la disponibilidad y cerrar la fecha. Una vez hecho esto que es lo más importante ya puedes continuar con la organización más minuciosa.

2. Invitados: El día de tu boda querrás estar rodeada de toda la gente que quieres y aprecias pero al tratarse de una boda a distancia debes tener en cuenta varias cosas. Lo primero es avisarles de la fecha de la boda con mucha antelación ya que si necesitan comprar billetes de avión o pedir días de vacaciones en el trabajo no son cosas que se hagan de un día para otro. Lo segundo es que al tratarse de una boda en la que hay que trasladarse fuera del lugar donde vives lo más probable es que tu lista de invitados se vaya reduciendo hasta los más allegados. 

3. Presupuesto: Una boda requiere una inversión importante de dinero por ello es muy necesario fijarse un límite de presupuesto del que no puedes pasarte y en el que vayan incluidos los imprevistos para poder tener un margen de maniobra en caso de que surja uno. Tener una Wedding Planner puede ser la clave para que no te excedas de ese presupuesto estimado. Ella conoce los gastos de una boda mejor que nadie y velará por tu bien aconsejandote en qué partes es mejor invertir. 

4. Búsqueda por Internet, inspiración: Necesitas tener una idea muy clara de cómo quieres que sea tu boda si la vas a organizar a distancia ya que las modificaciones y cambios se hacen más complicados si no estás presente en el lugar donde la vas a realizar. Busca por Internet para coger inspiración y decidir el estilo que quieres además de aspectos que te gustaría tener en tu boda. Haz una carpeta en el ordenador y vete guardando ahí esas fotos. Pero ojo, Internet es un arma de doble filo, así que U contratar a una Wedding Planner es fundamental cuando se trata de una boda a distancia. Un profesional que esté en ese lugar de destino y pueda hacer presencialmente todas las gestiones que necesites, además te puede ayudar a orientar tus ideas y gustos para que tengan armonía entre si y quede visualmente espectacular. 

5. Wedding Planner: Una Wedding Planner (profesional y con experiencia) es un gran apoyo a la hora de organizar una boda y más todavía y se trata de una boda a distancia. Ella estará al pie del cañón en todo momento, dará la cara por ti y será tu mejor lazo de conexión con el lugar donde celebrarás tu boda y con los proveedores que contratarás. Ella se conoce el lugar como la palma de su mano y te aconsejará los mejores sitios para que se lleve a cabo la boda y te recomendará los mejores proveedores garantizando la calidad de sus servicios. Así por lo menos es como trabajamos nosotras y ya son cientos de parejas felices a las que hemos ayudado!!!!

6. Skype vuestro mejor amigo: Al no poder estar presencialmente para hablar con los proveedores Internet se volverá tu mejor amigo. Las nuevas tecnologías están de tu lado y podréis hacer videoconferencias a través de portales como Skype en donde debatir a través de la videollamada los aspectos de tu boda con tu Wedding Planner o con tus proveedores. Ellos te podrán enseñar los progresos o incluso hacerte un tour por el lugar donde va a celebrarse tu boda. Solo hace falta acordar un día, una hora y tener buena conexión a la red. 

7. Movilidad y estancia: Tus invitados agradecerán que les ofrezcas una lista de hoteles en los que poderse hospedar ya que seguramente ellos no conozcan la zona y así podrás tenerlos localizados con mayor facilidad. Además al no estar en sus hogares no dispondrán de vehículo propio para desplazarse por lo que sería algo a tener en cuenta el poder ponerles unos autobuses que los lleven al lugar de la boda y los regresen a sus hoteles cuando esta termine. 

8. Visitar el sitio presencialmente: Organizar una boda es un largo proceso que lleva bastantes meses. Si tu boda es en un lugar distinto al que vives lo ideal es poder ir al menos dos veces antes del día de la boda para comprobar que todo está yendo como se espera, para poder hacer una prueba de menú, conocer de primera mano el lugar y poder hablar presencialmente con algunos de los proveedores.

9. Equipaje: Al tener que movernos de localización es de vital importancia que hagas la maleta con antelación para que no se te olvide nada. Hazte una lista en un papel y vete tachando conforme vas metiendo las cosas en la maleta, así te asegurarás de que no te falte nada. Si vas a ir al lugar de la boda en avión asegúrate de tener una maleta facturada incluida en el precio del billete, no queremos empezar el viaje teniendo un imprevisto. 

10. Reconfirmación: Es muy importante que al menos 15 días antes de la boda reconfirmes todos los servicios que has contratado a lo largo de los meses. No quieres llegar al día de tu boda y que no aparezca un proveedor o que te des cuenta el día antes de la boda y el estrés se te dispare por las nubes. Así que lo más aconsejable es hacer un chequeo previo para estar tranquila. Pero nuevamente para este trabajo, estamos nosotras, para que tu te olvides de tener que tratrar con más de 20 proveedores.

Si esta lista te pone un poco nerviosa porque crees que se te hace un poco grande llevar todo esto sola no dudes en ponerte en contacto conmigo aquí, estaré encantada de poder ayudarte en todo lo que necesites.